Aromatizar el hogar para celebraciones importantes

Aromatizar el hogar para celebraciones importantes

A lo largo de nuestra existencia acumulamos experiencias de todo tipo y atravesamos tanto momentos de felicidad como otros que nos llenan de dolor. Todo es parte de la vida: la inevitable alegría ante un logro personal, la fortaleza que aparece cada vez que el destino nos pone a prueba, el volver a empezar después de un fracaso que amenaza con derribarnos y la bonita costumbre de hallar siempre un motivo, una excusa, para dejarse acompañar por aquellas personas que forman parte de nuestro círculo íntimo.

Claro que, a veces, las razones que justifican una reunión familiar o de amigos están respaldadas por un acontecimiento trascendental en nuestra vida. Si bien todos los fines de semana podemos organizar si queremos un almuerzo con nuestros parientes, hay hechos clave que ameritan un festejo grande, importante, fuera de lo común…

Aunque tener una buena posición económica favorece la organización de una fiesta grande, cuando se tienen las ganas y la necesidad de compartir una alegría con nuestros seres queridos el dinero no es ningún impedimento: sólo nos guía el deseo de estar junto a ellos y ése ya es motivo suficiente como para entusiasmarnos con la idea de armar un festejo con los pocos o muchos recursos que tengamos a nuestra disposición.

Si la reunión se lleva a cabo en nuestra propia casa, ya desde varios días antes de la fecha elegida nos preocupamos por organizar, limpiar y decorar el hogar, además de encargar la comida y establecer cómo se desarrollará la jornada. Si el presupuesto permite celebrar en un salón de fiestas, en cambio, los preparativos girarán en torno al alquiler del lugar, la elección y contratación de un servicio de lunch, etc. Cualquiera sea la alternativa elegida, de todas formas, el esfuerzo estará enfocado en agasajar a los invitados y hacer todo lo posible para que ellos estén cómodos, alegres y de buen humor.

Lamentablemente, la realidad indica que, a la hora de planificar una fiesta, la mayoría de la gente se preocupa por la comida, la bebida, la música y el espacio que se dispone para recibir a un determinado número de personas porque, según creen, ésos son los únicos detalles que van a garantizar que todos pasen un buen momento.

Sin embargo, la cuestión de la aromatización del ambiente donde se desarrollará el festejo es tan o más importante que los asuntos gastronómicos. Después de todo, hasta el plato más tentador puede ser rechazado si en el aire flota un olor nauseabundo.

Si uno desea que nuestra fiesta deje una huella imborrable en los asistentes y se disfrute en ella un verdadero clima festivo, el único camino posible es cuidar el detalle de la aromatización tanto como el del menú y la ambientación general.

Adquirir un aromatizador automático puede ser una idea que nos facilite la tarea ya que, con sólo seleccionar una fragancia acorde a la ocasión y programar el equipo, ya tendremos garantizada la aromatización del lugar durante varias horas. Distinto es el caso de los sahumerios y las esencias de los hornillos, sobre los cuales hay que mantener la atención de forma constante para reemplazarlos por otros cuando se han consumido.

Si la reunión se lleva a cabo en un salón, el olfato de los invitados se puede estimular con otra clase de recursos. Solicitar como parte del contrato que se difuminen determinados aromas cada cierto tiempo, que se dispongan sobre cada mesa algunas velas aromáticas y que además de la máquina de humo y los juegos de luces funcione un equipo que consiga sorprender con la difusión de olores determinados pueden ser medidas interesantes que mejorarán la predisposición de los asistentes.

Con los aromas, además, es posible marcar los tiempos de una fiesta. Para una recepción, por ejemplo, se pueden seleccionar notas olfativas florales que transmitan frescura y reemplazarlas minutos después por un aroma a melón que anticipe la llegada de la comida. Más tarde, un irresistible olor a café, a bizcochuelo, a chicle o a pochoclos puede ser la presentación inconfundible de la mesa dulce. Para contrarrestar la timidez de algunos y provocar en todos los presentes ganas de bailar y divertirse, el momento del baile puede ser complementado con fragancias estimulantes como la menta o aquellas que reproducen el aroma a playa.

Si el presupuesto lo permite, además, pueden confeccionarse souvenirs que, además de bellos a nivel visual, sean dignos de elogiar por tener la particularidad de ser perfumados.

Como sabrán por experiencia propia, son muchos los puntos que hay que tener en cuenta para sorprender a amigos y familiares durante una celebración importante, pero pocas ideas tienen resultados tan impactantes como la estimulación del olfato. ¿La razón? No siempre se valora la importancia que este sentido tiene en la formación de recuerdos y en el ánimo humano, y ese poder invisible es el que lo distingue y genera fascinación.

En este caso, no se trata de confiar en estadísticas, seguir consejos ni creer en los dichos de nadie: si estás organizando una fiesta para celebrar un acontecimiento importante de tu vida, animate a embellecer el ambiente con alguna fragancia que consideres apropiada y en su dosis justa (no olvides que los aromas pueden llegar a provocar rechazo si son demasiado intensos) y comprobarás que tus invitados, aunque ellos no sepan explicarlo, quedarán encantados con la reunión y la recordarán con admiración aún muchos años después de haber asistido a ella.

aromatizadoresdeambientes Aromatizar el hogar para celebraciones importantes


Venda más en su negocio

Venda mas en su negocio

Al iniciar un emprendimiento comercial, muchas cuestiones comienzan a merecer atención y a condicionar las acciones de quien desea ganarse la vida con un negocio, cualquiera sea el rubro elegido.

Como la competencia, por lo general, es fuerte y en poco tiempo es capaz de dejar fuera de carrera al más débil, al encarar un proyecto comercial los emprendedores de hoy se ven obligados a actuar con creatividad y a utilizar recursos vanguardistas y originales para diferenciarse del resto.

Más de uno puede llegar a pensar que no es suficiente el ingenio porque para tener éxito y destacarse como comerciante hay que iniciar el desafío con una buena base de dinero para invertir, pero ese pensamiento no es acertado ya que de la capacidad creativa de quien desea poner en marcha un emprendimiento comercial depende todo el plan.

Es cierto que hay que disponer con anticipación de algo de capital, pero el secreto está en saber aprovechar cada centavo para hacer una verdadera revolución con muy poco. Si uno es capaz de advertir, por ejemplo, que las ventas podrían incrementarse con sólo estimular el olfato de los clientes, entonces se evitará pérdidas de tiempo y dinero porque ya sabrá qué herramienta utilizar para conseguir el efecto deseado.

Al respecto, se puede decir que aunque no todos son conscientes todavía del elevado poder que un olor tiene en el accionar humano, a nivel mundial adquiere cada vez más relevancia la idea de presentar a los aromas como instrumento de marketing.

La iniciativa es moderna, crece a pasos agigantados y entusiasma a personas de distintas generaciones, pero su fórmula es sencilla y milenaria: buscar inspiración en uno de los sentidos del ser humano para generar ventas sin apelar a la palabra, la vista ni el oído.

Tal vez, en un primer momento genere cierta desconfianza la táctica de hacer un sello corporativo de algo que no se puede ver ni tocar, pero los resultados son más que contundentes: un aroma diseñado a imagen y semejanza de una empresa puede provocar que numerosas personas hagan, de forma consciente o inconsciente, una asociación directa entre esa fragancia y la compañía.

Confiar en la capacidad de expertos en el diseño de aromas personalizados para crear un logo olfativo, por lo tanto, constituye en la actualidad una opción más que seductora porque permite demostrar un alto grado de innovación y lleva a obtener ganancias sin que la estrategia resulte evidente.

¿Quién no salió alguna vez de un local con ganas de disfrutar un chicle por haber detectado allí un agradable olor a caramelo? ¿Qué ganas quedan de regresar a una tienda si al visitarla hemos sido recibidos por un olor desagradable?

Sin dudas, estos dos interrogantes inspirados en experiencias cotidianas que puede tener cualquier consumidor permiten tomar conciencia de la profunda huella que deja un aroma en cualquiera de nosotros.

De tener la lucidez suficiente para sacar provecho de los alcances de un aroma y hallar la fragancia precisa para estimular el olfato de los clientes e inducirlos a través de él a la compra, el futuro del emprendimiento será prometedor y no habrá límites para el crecimiento empresarial.

Claro que no siempre se trata de caer en obviedades: si bien una fragancia puede actuar como una suerte de mensaje subliminal y llegar a condicionar ciertos actos, lo más fascinante del universo aromático es la libertad que otorga para crear e imponer aromas.

De poner la imaginación al servicio del negocio, los resultados serán mucho más asombrosos e intensos porque llevarán a ofrecer eso que nadie espera pero que todos agradecen. Por ejemplo: si se está al frente de una verdulería, lo esperable es que exista allí un tentador aroma frutal, ¿pero qué tal si nos animáramos a causar impacto con una fragancia que recree el olor al asado? Lo más probable es que los clientes, al descubrirse sorprendidos por una esencia que despierta su apetito de forma imprevista, comiencen a pensar no sólo en los productos que iban a buscar en un primer momento sino también en los ingredientes para una ensalada digna de acompañar un sabroso asado argentino.

Lo mismo podría suceder en una panadería. Del previsible olor a medialunas, se podría pasar a la arriesgada estrategia de impregnar el ambiente con las notas aromáticas típicas del mate. Seguramente, ese estímulo animará a más de uno a llevar tanto lo que había ido a comprar como así también unos ricos bizcochitos para acompañar la infusión.

Por supuesto, se puede despertar deseos en los consumidores sin necesidad de inspirarse en la comida. Una casa de electrodomésticos, por citar un caso, puede recibir a los eventuales visitantes con una fragancia que evoque al exquisito olor a ropa limpia. Aunque hayan llegado hasta allí para consultar por un horno, lo más probable es que terminen mostrando interés por los lavarropas.

De igual forma, un local de indumentaria y accesorios deportivos puede inducir las ventas de artículos relacionados a algún deporte en particular (tales como la natación, el surf o el tenis) si aromatiza el lugar con una fragancia atractiva que lleve a pensar en todas aquellas actividades que sean sinónimo de relax, diversión y placer disfrutado al aire libre y en contacto con la naturaleza.

Como se puede advertir, todo es posible de lograr por medio de los aromas. Sólo se requiere una visión amplia e innovadora del concepto de negocio y dejarse acompañar por gente idónea que concrete con maestría todo aquello que uno, como cabeza del proyecto, tiene en mente.

Si se tiene la suerte de dar con verdaderos expertos y se conforma un buen equipo de trabajo, no habrá que sentir temor a un posible fracaso porque el negocio marchará sobre ruedas: tendrá productos o servicios de calidad para ofrecer, se diferenciará de la competencia por sus valores agregados y la cartera de clientes será amplia porque será difícil resistirse a ese “no sé qué” que vuelve único a un comercio que bien podría ser como cualquier otro si no fuera, por ejemplo, por un pequeño gran detalle: su logo olfativo.

aromatizadoresdeambientes Aromatizadores de Ambientes - Venda mas en su negocio


Como mejorar la productividad de los empleados

Como mejorar la productividad de los empleados

Pasamos gran parte de nuestra vida en el trabajo. Las jornadas laborales de ocho o más horas son moneda corriente para mucha gente que tiene a la oficina o la fábrica como un segundo hogar. Mantener la motivación, en este marco, resulta muy complicado. Es casi imposible no sentirse cansado o hasta agobiado por las obligaciones del empleo cuando éste resulta tan absorbente. Lo más probable es que estemos atentos al reloj, desesperados por volver a casa y disfrutar, aunque sea un rato, junto a la familia o amigos.

Esta cuestión, sabida por todos, adquiere una perspectiva diferente cuando tenemos empleados a cargo. Podemos ofrecer un buen sueldo, favorecer la convivencia armoniosa entre compañeros y hasta tener atenciones que excedan la responsabilidad de empresario o gerente. Sin embargo, contar con empleados motivados que trabajen a gusto y que, por lo tanto, rindan al tope de sus posibilidades, es un desafío que puede resultar complejo.

¿Cómo construir un entorno laboral positivo que estimule a los trabajadores? No vamos a centrarnos en lo básico, aunque ya lo nombramos al pasar líneas arriba: se descuenta que disfrutar de un salario acorde al puesto y de un buen clima en la oficina es un derecho de toda persona. Las cualidades del directivo, por supuesto, también son determinantes para incrementar la motivación del empleado. Después de todo, de eso se trata el liderazgo.

Lo que nos interesa destacar es que la aromatización puede ser un factor que marque la diferencia entre trabajadores desganados y otros que se sienten a gusto y que están dispuestos a esforzarse en pos de los objetivos comunes de la empresa. No hace falta más que usar el sentido común: si pasamos el día en un ambiente que huele mal, donde se mezclan todo tipo de aromas sin ningún control, nuestro olfato será otro motivo más para huir del trabajo lo antes posible. En cambio, si nos desempeñamos en un contexto cuya aromatización es seductora y ha sido desarrollada con planificación, podremos concentrarnos en nuestras tareas sin evidenciar molestias o malestares.

El ánimo varía de acuerdo al momento del día: para motivar a los empleados, por lo tanto, no alcanza con prender un sahumerio o esparcir siempre la misma fragancia. Podemos adaptar la aromatización al paso de las horas y acompañar, desde los estímulos olfativos, las necesidades cambiantes de cada trabajador.

Es habitual que, al ingresar a la oficina por la mañana, la persona desee tomar un café antes de comenzar con las actividades. ¿Qué mejor que recibir a los empleados con el típico aroma de esa infusión? Podemos programar un aromatizador digital para que, a una determinada hora, se encargue de propagar la fragancia. El empleado, de este modo, se sentirá a gusto, como si estuviese en su casa, y encarará la jornada con buen humor.

El aroma a café es un ejemplo de cómo la aromatización puede contribuir a un mejor desempeño laboral y a construir un clima positivo en la empresa. Lograr que una persona se sienta cómoda es imprescindible para que pueda explotar todo su potencial.

Las fragancias también pueden servir para establecer ciertos cortes en las jornadas. Si la compañía acostumbra a conceder un break a los empleados a un determinado horario, minutos antes se puede empezar a difundir un aroma que promueva la alegría y las energías positivas, como los aromatizantes con olor a frutilla o flores de azahar. Al regreso, el trabajador estará dispuesto a retomar las obligaciones con mayor motivación.

Ningún trabajo está exento del estrés y del nerviosismo. En ocasiones, es posible prever cuándo se producirá la hora pico y anticipar la eventual irritabilidad de empleados, clientes, proveedores y del resto de los actores del universo laboral. En otros casos, la situación estalla de repente: la visita imprevista de un cliente furioso, un reclamo telefónico de un proveedor que aún no cobró… Todo puede matizarse con el aroma apropiado. El aroma a canela, por ejemplo, ayuda a esclarecer las ideas. La citronela y el tilo, por su parte, son sedantes naturales, mientras que la gardenia aporta fuerzas y energías para salir de situaciones complejas.

Otros perfumes son indicados para cualquier escenario laboral ya que tienen las propiedades necesarias para asistir en el desarrollo de los negocios, contribuir a la concreción de proyectos o hasta atraer al dinero. Ese es el caso del coco, el limón y el nardo, entre otros. Con estos aromas, no sólo los empleados aumentarán su productividad, sino que todo aquel que se encuentre en la empresa podrá orientar su espíritu hacia logros vinculados con el trabajo.

Todo lo dicho deja en claro que la aromatización no es un gasto, sino una inversión. Destinar parte del presupuesto de la compañía a una gestión profesional de los aromas, con expertos que sugieran qué fragancias emplear, de qué manera propagarlas y en qué momentos, es una decisión inteligente porque está respaldada por la lógica. El éxito de un negocio se basa en muchos factores: sería necio minimizar o descartar el poder un aroma.

Tener un plantel de empleados conformes con su trabajo no es imposible, aunque nos exige ciertas atenciones. Cumplir con las obligaciones y responsabilidades básicas de un empleador no es suficiente. Es probable que respetemos todos los consejos de los expertos en coaching y liderazgo y que tampoco alcance para mantener la motivación de los trabajadores. Debemos buscar un plus, un elemento diferenciador que haga sentir a cada empleado como integrante importante de una organización que se interesa por su bienestar. Ahí entra en juego la aromatización, un aliado necesario para la construcción de entornos laborales saludables.

aromatizadoresdeambientes Aromatizadores de Ambientes - Como mejorar la productividad de los empleados


Alcanzando objetivos: técnicas y aromas a utilizar

Alcanzar objetivos: tecnicas y aromas

 

Los objetivos son parte de nuestra realidad cotidiana, pero no siempre tenemos el temple y la claridad mental para saber de qué modo lograr todo aquello que nos proponemos en cada etapa de la vida. Si bien la felicidad, la armonía, la fortaleza y el éxito son fines que anhela todo ser humano en distintos ámbitos y momentos, a veces es complicado reunir las condiciones para que todo ello se cumpla y, al sentir que los esfuerzos son inútiles y que nada de lo que se hace es suficiente para llegar a las metas perseguidas, uno desiste de alcanzar sus sueños.

Mantener una idea firme de lo que se desea y trabajar duro en pos de ese plan facilitará los procesos, pero no será suficiente para encaminarse por completo. En el ámbito laboral, por ejemplo, uno puede realizar múltiples sacrificios para tratar, con mayor o menor esfuerzo según sea el caso, de alcanzar el fin fijado. En cambio, cuando se trata de la vida personal no resulta tan fácil satisfacer desafíos y, por lo tanto, de nada sirve para la estabilidad emocional triunfar como profesional porque el individuo no se ve realizado en el plano más íntimo, ya sea porque no sabe identificar qué es lo que lo dejaría conforme o porque carece de iniciativas que lo conduzcan hacia el lugar al que quiere llegar.

Para que uno se sienta bien con sí mismo debe existir un equilibrio entre todas las áreas que se abarcan, algo que sólo se puede lograr con disciplina, perseverancia y acciones categóricas. Prueba de ello es que difícilmente alguien vea resueltas sus aspiraciones si no sabe bien qué quiere o no es constante con las tareas que desarrolla para cumplir sus sueños. De querer progresar en algún aspecto de la vida, nada mejor que visualizar el objetivo y luchar de todas las maneras posibles para llegar a él.

Con un proyecto en mente, la vida tiene sentido y se justifican los sacrificios que se llevan a cabo tanto consciente como inconscientemente. Nuestro paso por este mundo es apasionante, pero está en uno aprovechar cada oportunidad que se nos presenta: nadie vendrá a regalarnos nada, por eso a cada momento hay que generar los espacios para que la dicha nos alcance y la suerte esté de nuestro lado.

Si uno cree en las vibraciones energéticas y confía en la denominada Ley de Atracción, por ejemplo, sabrá que en ese marco es importante programar la mente en positivo y dejarse alcanzar espiritualmente por las buenas ondas. De todos modos, cuando se trata de conseguir el bienestar no es necesario declararse devoto de ciertos ritos ni presentarse como defensor acérrimo de determinados postulados que provocan discrepancias sociales: casi por instinto se asumirá algún tipo de riesgo y se buscará aferrarse a cualquier estrategia que prometa buenos resultados.

En este sentido, entonces, hay que decir que no hay fe ni fórmulas que aseguren que un objetivo se cumpla: sólo depende de la predisposición de cada uno y de cómo se encare cada desafío. La voluntad y la confianza son claves en este contexto y pueden ser dirigidas hacia técnicas que ayuden a formar las condiciones propicias para obtener aquello que se desea.

La aromaterapia aparece como una alternativa ideal para llevar una existencia armónica y lo más agradable posible. De saber cómo darle un uso adecuado y estar aconsejados por expertos en la materia, esta propuesta logra mejorar cualquier panorama y ayuda a que, más tarde o más temprano, se pueda conquistar todo lo que uno quiera. En relación a ella no es cuestión de creer sino de mantener la mente abierta para aceptar darle una oportunidad. Si ese paso ya se da, hay grandes chances de quedar convencidos de que ella no cura enfermedades ni sortea obstáculos pero sí propicia gratos momentos, minimiza inconvenientes físicos y mejora realidades.

Con la aromaterapia, que puede disfrutarse por medio del olfato o aplicarse mediante masajes o cosméticos (nunca mediante la ingesta del producto ni el contacto directo con él ya que se trata de elementos muy concentrados en estado puro), es posible relajar al cuerpo e influir sobre el organismo para provocar distintos efectos.

Como se describió líneas arriba, las técnicas que se pueden intentar en el marco de la aromaterapia son varias, pero todas tienen la capacidad de transmitir tranquilidad e incitar la liberación corporal de ciertos químicos y, por lo tanto, aliviar tensiones, disminuir el estrés, calmar la ansiedad y equilibrar al organismo para poder pensar mejor, recuperar fuerzas y renovar las ganas de encarar el día a día con optimismo.

En función del efecto que se desee lograr (de relajación, equilibrio, motivación, afrodisíaco o antidepresivo), se podrá optar entre distintas formas de beneficiarse con el método y confiar en diversos aceites esenciales, entre los cuales adquieren relevancia los de cedro, manzanilla, sándalo, albahaca, incienso, lavanda, canela, eucalipto, jengibre, menta, jazmín, cilantro, mejorana y romero.

De interesarse por este agradable método que se desarrolló hace ya largo tiempo para beneficiar al ser humano y encontrar voces amigas que puedan en base a sus conocimientos y dominio del arte de la aromaterapia guiar hacia una utilización terapéutica profunda y óptima de los aromas, es probable que la realidad se modifique por completo y los buenos resultados comiencen a advertirse en todos los ámbitos. Por supuesto, que suceda esto no es obra de la casualidad, sino consecuencia de un cambio de hábitos y un reordenamiento de prioridades que se produce por el deseo interno de transformarse y evolucionar. Cuando esta revolución se concreta y uno entiende quién es, qué rol cumple en este mundo y qué busca (es decir, es consciente de sus potenciales, identifica sus fortalezas y debilidades y traza objetivos concretos para darle sentido a sus esfuerzos), la aromaterapia deja de ser un recurso para pasar a ser un aliado de la compleja, asombrosa e imprescindible experiencia de vivir, la cual plantea constantes desafíos, obliga a implementar estrategias para sobrevivir y se alimenta de objetivos que despiertan esperanzas y que, en definitiva, nos hacen sentir vivos.

aromatizadoresdeambientes Aromatizadores de Ambientes - Alcanzar objetivos: tecnicas y aromas


Un Aroma Para Toda Ocasion

Un aroma para toda ocasion

 El ser humano puede no ser consciente en todo momento que sus sentidos están siempre en funcionamiento, pero la vista, el oído, el olfato, el tacto y el gusto son trabajadores incansables.

 Dicen los expertos que un individuo puede recordar alrededor del 35% de lo que huele, el 15% de lo que degusta y el 5% de lo que ve, todas cifras que no serían más que números vacíos si no fuera porque es sencillo comprobar por uno mismo cuán poderoso es el olfato.

 El paso de los años puede provocar que numerosas situaciones queden en el olvido y hasta generar que se borren de la memoria fechas o nombres que en su momento tuvieron importancia, pero hasta el más anciano de los hombres reacciona frente a un aroma que lo remonta a su infancia.

Si la estimulación del olfato no fuera importante, además, ninguna mujer que acude a una cita romántica recordaría perfumarse antes de salir. ¿Cómo no reconocer, entonces, la importancia que un olor puede llegar a tener?

 Los aromas y las fragancias siempre están presentes en nuestra vida cotidiana y, aunque no nos demos cuenta, influyen de una u otra manera en cada uno de nosotros. Por eso, cada vez más empresas y personas con deseos de sentirse únicas buscan en esas sustancias volátiles pero que dejan huella en la memoria humana, la oportunidad para destacarse y marcar una diferencia.

 Hoy, por ejemplo, un chofer puede personalizar el coche que conduce a través de un aroma que irradie olor a auto nuevo o esparcir perfumes florales para generar frescura en el interior del vehículo, mientras que un amante del surf puede complementar su look con una fórmula que le imprima a su vestimenta un aroma propio de los surfistas donde el coco de Hawaii se combine con la parafina y las algas marinas.

 Las alternativas son ilimitadas y pueden adaptarse siempre a las preferencias de quien las elige para sobresalir sin necesidad de utilizar imágenes ni palabras. Por eso, si te interesa comprobar los beneficios de las propuestas aromáticas y tener preparado un aroma para cada ocasión, dejate cautivar por las creaciones olfativas de Ambientalis – Un Mundo De Aromas.

aromatizadoresdeambientes Aromatizadores de Ambientes - Un Aroma Para Toda Ocasion


Cómo Vender Más En Su Negocio

Cómo vender más en su negocio

El secreto para triunfar en el rubro comercial está a la vista de todos, pero muy pocos tienen la habilidad para descubrirlo. Por esa razón, hoy nos hemos propuesto guiarlos por medio de datos interesantes y ejemplos concretos hacia un camino de éxito.

En primer lugar, a la hora de iniciar un emprendimiento comercial hay que tener creatividad porque la competencia suele ser siempre fuerte y obliga a poner en marcha estrategias innovadoras para destacarse entre el montón.

El capital a invertir, en este contexto, es otro punto que hay que contemplar. Muchos creen que para consolidarse como comerciante y mantenerse en carrera es fundamental poseer una base sólida de dinero, pero esta exigencia autoimpuesta sólo trae aparejadas preocupaciones y no permite ver la realidad de la cuestión. La inversión para iniciar un negocio es imprescindible, pero más importante que eso es la capacidad creativa de quien está interesado en sumarse al sector comercial.

Con los ojos bien abiertos y la atención dirigida a las nuevas tendencias, uno no tardará en comprender que, en los negocios, no gana el más acaudalado sino el que sabe cómo aprovechar cada centavo para construir un imperio con la menor cantidad de recursos posible.

Una estrategia que da excelentes resultados en cualquier rubro comercial y otorga a quien la emplea un aire de superioridad, es la estimulación del olfato de los clientes. Sin sonidos, sin contaminación visual, sin elementos que ocupen espacio físico: un simple pero poderoso aroma puede llevarlos a ahorrar tiempo y dinero, un resultado que a ustedes los favorecerá y, a los clientes, los sorprenderá.

Las investigaciones basadas en analizar a los aromas como instrumento de marketing dan cuenta de un gran fenómeno ya que se pudo demostrar que una fragancia diseñada a imagen y semejanza de una empresa es capaz de inducir a numerosas personas a desarrollar en sus mentes, ya sea de modo consciente o inconsciente, una asociación directa entre ese aroma y la firma que lo disemina.

De querer entonces conquistar al público, mantener la clientela con el paso del tiempo y mostrarse un paso adelante de la competencia, nada más acertado que contratar los servicios de verdaderos expertos en la elaboración de aromas personalizados para obtener un logo olfativo propio que deje una marca imborrable en quienes se acercan a nuestro negocio.

Como se puede advertir, sólo es cuestión de tener la inteligencia suficiente para aprovechar los alcances de un aroma y hallar la fragancia precisa para estimular el olfato de los clientes: si la fórmula aromática es la indicada, el futuro del emprendimiento será prometedor porque será incesante el desfile de personas que, sin saber por qué, se sienten atraídas por ese negocio que los recibe con una propuesta seductora y que, por alguna razón, los hace regresar siempre.

aromatizadoresdeambientes


El Poder De Los Aromas

El poder de los aromas

¿Quién no se siente cautivado cuando su pareja usa aquel perfume que compró para las noches románticas? ¿Acaso alguien puede resistirse al aroma del pan recién horneado? Cuando caminamos por un parque y sentimos la fragancia de los árboles y de las flores, ¿no experimentamos una sensación de paz y tranquilidad?

Los aromas tienen una gran influencia en nuestra vida. Después de todo, recordamos cerca del 35% de lo que olemos, frente al 15% de lo que degustamos o el 5% de lo que vemos. El aroma preciso en el momento justo genera una marca difícil de borrar. Por eso el olor de una cierta comida nos puede transportar inmediatamente a nuestra infancia, por ejemplo, al activar en nuestra mente el recuerdo de una preparación que hacía nuestra abuela.

Cada aroma está compuesto por ciertas notas que lo hacen único y que nos permiten distinguirlo de cualquier otro. El desafío que tenemos en Ambientalis es hallar las notas olfativas apropiadas para crear aromas capaces de cumplir con el fin previsto.

Supongamos que tenemos una tienda de indumentaria y acabamos de recibir la colección de verano. Para seducir a los clientes e incentivarlos a comprar, podemos aromatizar nuestro local con fragancias que nos remitan a la playa y el mar. La asociación entre el aroma, nuestros productos y las expectativas que el comprador busca satisfacer será inmediata.

No hay límites para el desarrollo del marketing aromático. Una modelo que quiere lanzar su propio perfume necesitará una fragancia que transmita sensualidad y frescura. Un psicólogo que desee contribuir a la relajación de sus pacientes deberá apostar por aromas suaves, con notas de tilo. Un bar que busque potenciar sus ventas tendrá que impregnar el ambiente con olor a café recién molido. Los ejemplos siguen y siguen.

Nuestra memoria puede recordar más de 10.000 aromas diferentes. En el Ambientalis estamos en condiciones de combinar con exactitud las notas olfativas necesarias para crear ese aroma único que puede identificar a tu marca o negocio. Animate a descubrir y aprovechar el poder de los aromas.

aromatizadoresdeambientes


Aromatizadores Ambientes

Bienvenido al mundo de Aromatizadores Ambientes!

Estamos buscando revendedores en todo el pais, podes distribuir nuestros productos es muy simple! con una pequeña inversion de dinero ya estaras impulsando tus ingresos mensuales, siendo tu propio jefe. 

 El juego de seducción que propone Ambientalis, comienza con el diseño de una fragancia específicamente elaborada para una marca, servicio o comercio. Luego, esa fragancia es incorporada al ambiente mediante aromatizadores de ambientes eléctricos, contribuyendo a reforzar sus características. Ahora bien: ¿cómo incide el olor en la decisión de compra? Al adquirir un producto, el consumidor es influenciado por estímulos como colores, texturas y olores. Los estímulos olfativos agradables pueden darle al potencial cliente el empujoncito que le faltaba para convertirse en comprador. De esto se trata: de lograr que los consumidores sean más vulnerables a la elección de un producto o servicio.
Las fragancias de Ambientalis Argentina crean un entorno único, exclusivo e irrepetible, que causa una impresión favorable y predispone hacia la compra, y logran que el visitante lo caracterice como parte de la marca misma. Pero esto no es todo. A través del olfato se pueden disparar recuerdos, emociones e imágenes mentales. Por eso, el aroma comporta un importante efecto psicológico: al traducir sentimientos o ideas agradables, el cliente potencial relacionará en su mente el producto o servicio con todas las connotaciones positivas que el aroma transmite. Es decir, el cliente tenderá a creer que la marca y sus productos son tal como su olor les dice.

En suma, la razón de ser del marketing aromático consiste en aumentar el deseo. Querer tener lo que una fragancia nos sugiere. Y los aromas de Ambientalis son el medio más eficaz para hacerlo.

aromatizadoresdeambientes